"Una salida a medio camino". De esa forma argumentaba un vecino de la calle Carmen el acto celebrado esta noche por la hermandad de la Patrona de la ciudad. Una salida de la Virgen, en el mes de julio, por su barrio, pero sin los aditamentos que realmente espera la feligresía del Carmen: volver a la procesión en la festividad de la Virgen, el 16 de julio.

Tras la eucaristía de las ocho y media de la tarde en el templo carmelitano daba comienzo el acto que cierra el mes de julio para los hermanos del Carmen: un rosario luminoso con la Santísima Virgen. 

El mismo ha discurrido por las calles de su feligresía siguiendo el siguiente itinerario: Real, Carmen, Santa Gertudis, Olivarillo, Lauria, Plaza San Antonio, San Antonio, Real y a su Templo al que ha llegado pasadas las diez y media de la noche.

Durante el recorrido tres coros han cantado a la Santísima Virgen que en todo momento ha estado acompañada -tras la parihuela- de fieles en la que ha sido portada por miembros de la asociación de Jóvenes Cargadores Cofrades (JCC).

Se ha notado en la noche de hoy que es un acto que se celebra desde hace pocos años y que aún no entra dentro del calendario de los vecinos y devotos de la Santísima Virgen. La ausencia de fieles ha sido llamativa y más aún en comparación con la gran devoción de la Patrona de San Fernando entre los isleños y cofrades en general. 

El Hermano Mayor del Carmen, Salvador Fornell, una vez la Patrona ha entrado dentro del templo tras el canto de la salve ha recordado que la mejor forma de mejorar la asistencia es el "boca a boca" entre los hermanos, devotos y fieles añadiendo que "no existe mejor cartel anunciador que podamos hacer que el anuncio del rosario de boca en boca". (ISLAPASIÓN).

Galerías: