El sacerdote isleño Pedro Pablo Vicente Martorell que actualmente ejerce su ministerio como párroco de la de Santa Ángela de la Cruz de Chiclana de la Frontera y arcipreste de esta localidad tuvo que ser hospitalizado la pasada semana en el Hospital Universitario de Puerto Real por positivo por coronavirus. 

En el caso de Chiclana de la Frontera no es el primer caso que se da con cercanía a la iglesia local puesto que el pasado sábado se decretaba el cierre del templo de San Antonio de Padua -del que también es párroco en estos momentos el sacerdote isleño- al comprobarse distintos positivos dentro de la feligresía que acudía frecuentemente al templo. (ISLAPASIÓN).