Esta tarde ha dado comienzo en la Iglesia Mayor Parroquial el Triduo en honor de la Virgen de la Soledad que cada año antecede a la celebración de la festividad de Todos los Santo en la que se celebra la Solemne Función en su honor.

En estos cultos la Santísima Virgen luce saya y manto morado, diadema de plata y está entronizada sobre la peana dorada de 1891 restaurada y recuperada para cultos.

En el altar de diario de la corporación del Viernes Santo se puede apreciar una reproducción de las indulgencias concedidas por el Papa Pío VI a todos los hermanos de la corporación en 1783.

Estos dos primeros días de culto -hoy y mañana- comienzan a las siete y media de la tarde con el rezo del Santo Rosario y a continuación la celebración de la eucaristía que preside el Rvdo. P. Guillermo Alberto Hernández. (ISLAPASIÓN).


Galerías: