La Novena preparatoria para la Coronación Canónica del Titular de la Parroquia de San José de Cádiz llegó ayer a su penúltimo día con la jornada dedicada a San José como Custodio de la Sagrada Familia que tuvo de predicador al Rvdo. P. Oscar González Esparragosa, Vicario General de nuestra diócesis y párroco de la de San Antonio y Ntra. Sra. del Rosario de Cádiz.

En su homilía el predicador ha razonado que nombrar a San José como patrón de la familia se sustenta sobre razones obvias por ser el defensor del Niño Jesús y de su Madre y, por lo tanto, ha de tenérsele como modelo de padre y esposo. 

Su protección sobre la Sagrada Familia, como en el pasaje de la huida a Egipto que se proclamaba ayer, y su cuidado callado lo hacen merecedor de este título. San José nos recuerda la importancia de cuidar y custodiar a la familia. 

Decía el Papa San Juan Pablo II, y lo refrendaba ayer en su alocución el predicador, que la atención a las familia constituía una de las labores esenciales de la Iglesia. La familia es la célula básica de la sociedad pues es en su seno donde se forman las personas, donde se aprende a tener un comportamiento virtuoso y un acercamiento de amor al prójimo. El cuidado es esencial para el devenir de la sociedad. 

Además, indicaba el Vicario General, la familia es base de la Iglesia por constituirse como Iglesia doméstica, donde se vive el despertar de la fe, donde se comienza a rezar, a conocer a Dios, la cercanía a los sacramentos y a una lectura cristiana de los acontecimientos de la vida. La familia es, sobre todas las cosas, apuntó el padre Óscar, "el santuario de la vida, desde el momento de la concepción hasta la partida por causas naturales".  (ISLAPASIÓN).

Galerías: