La puerta que da acceso al camarín que guarda a la Divina Pastora durante todo el año -salvo los cultos de agosto y noviembre- ha sido reformada bajo diseño del pastoreño Antonio Luque Marquez.

Una puerta que simula a las del templo pastoreño y que remata la aparición de la Virgen vestida de pastora a Fray Isidoro, misma que se encuentra en el faldón delantero bordado del paso.

En las pilastras laterales se encuentran además rematadas por los nombres de los dos Hermanos de Honor de la corporación, Alfonso Berraquero García y Antonio Sánchez Aguilera.

En los pequeños portones dos medallones junto a los clavos con los nombres de las familias donantes y un zócalo simulando al de las puertas del templo pastoreño. 

Una nueva incorporación al patrimonio de la corporación de la Divina Pastora de las Almas Coronada. (ISLAPASIÓN).

Galerías: