Solo a falta de flores, así se encontraba ayer el altar efímero montado por los miembros de la agrupación parroquial de la Reina de los Ángeles para los cultos que en este año se van a celebrar con motivo de la festividad de la Santísima Virgen el próximo domingo.

Y es que con la suspensión de la salida procesional a causa de la crisis sanitaria por el coronavirus este año se vivirá de forma especial este Triduo que dará comienzo hoy a partir de las ocho de la tarde y la Solemne Función del domingo a las once de la mañana.

La Santísima Virgen luce en el centro del altar efímero montado en el altar mayor de la Sagrada Familia luciendo sus mejores galas para la ocasión sobre la peana en la que se entroniza en el paso procesional. (ISLAPASIÓN).

Galerías: