La crisis sanitaria del coronavirus sigue dejando en su haber nuevos eventos cofrades que no se podrán llevar a cabo, con la ausencia de cualquier tipo de culto externo para prevenir aglomeraciones.

En este sentido, la Virgen de los Reyes de Sevilla no procesionará este año como sucede cada 15 de agosto en la ciudad de la Giralda, tal y como ha anunciado el cabildo de la Catedral y la Asociación de Fieles de la Virgen de los Reyes y San Fernando.

Así, este año no podrá disfrutarse del tradicional transcurrir por las calles del centro histórico de Sevilla de la Virgen de los Reyes, al igual que se suspende el besamanos en su honor, que será sustituido por la veneración a los fieles que tendrá lugar los días 4 y 5 de agosto. El resto de cultos no sufre alteración alguna.

La Novena será del 6 al 14 de agosto en el Altar del Jubileo, mientras que la Octava será desde el 16 al 22 de agosto. Finalmente, el besamanos del día 20 y 21 de agosto queda sustituido por una reverencia ante la Virgen de los Reyes, abriéndose la urna de San Fernando el día 22 de agosto. (ISLAPASIÓN).