El Presidente del Consejo local de hermandades y cofradías de Conil de la Frontera, Nicolás Fernández, ha salido al paso en una entrevista en Radio Juventud Conil de los nombramientos efectuados por el Obispado de Cádiz y Ceuta y más en concreto de la designación del Rvdo. P. Rafael Vez Palomino como administrador parroquial de la de Santa Catalina de Conil de la Frontera en la que durante los últimos seis años ha ejercido como párroco.

"¿Qué le pasará por la cabeza al Obispo de la Diócesis para tener el trato que tiene con Conil?" se preguntaba el presidente del Consejo conileño y se respondía a sí mismo diciendo que "desde que apareció -el Obispo- su trato hacia Conil ha sido nefasto, lleva como tres años escurriendo el bulto, sin venir a Conil, es una persona que yo nunca pensé que podría tener esa actitud que tiene".

Aseguraba Nicolás Fernández en la entrevista que "creo en un Dios que es amor, perdón, servicio y entrega, y es justamente es todo lo contrario de lo que es el Obispo de Cádiz" en una duras acusaciones sobre la persona de Monseñor Rafael Zornoza Boy.

Seguía en su alocución el presidente del Consejo de hermandades de Conil que afirmaba que "creo que es un órdago, es un tema personal, al él -por el Obispo- no le cae bien Rafael y no le cae bien mucha gente de la Diócesis, quiere que le toquen las palmas en todo y hay gente que no le tocamos las palmas obviamente sino que se intenta ser lo más ecuánime posible" a lo que continúa afirmando "creo que Don Rafael se equivoca en el momento que hace lo que ha hecho, se nombra un administrador cuando la plaza de párroco está vacante y lo que no puedes es al párroco sin estar vacante no lo traslado y lo nombro administrador como si estuviese vacante".

"No creo que enviarían a alguien, no creo que se atreverían a tal cuestión" en referencia al nombramiento de un nuevo párroco aseguraba Nicolás Fernández que añadía que "lo que si es verdad que le ha dado el día de San Juan y el día previo a la gente de Conil".

"Rafael Vez no es un palmero como tantos y tantos que tiene" aseguraba Nicolás Fernández en referencia al Obispo Diocesano y como presidente del Consejo aseguraba que "nosotros vamos a apoyar -todas las hermandades- sin fisuras a Rafael de principio a fin y espero que esto se retome de tal manera que el Obispo al final lo vuelva a nombrar párroco y esto haya sido una interinidad para decir "el que manda aquí soy yo" que creo que en definitiva es lo que ha querido decir".

Sobre acciones por parte del Consejo de hermandades de Conil asegura su presidente que "estamos haciendo un par de consultas que hay que hacer y a partir de eso actuaremos, no actuará solo el Consejo de hermandades sino Conil con su alcalde a la cabeza hasta el último" y apuntillaba "que no crea Rafael Zornoza Boy que por que sea el Obispo de Cádiz es el sheriff de la Iglesia en Cádiz".

Afirmaba "con rotundidad" el presidente del Consejo de hermandades de Conil que detrás de todo esto existe una represalia por la actitud crítica de Rafael Vez Palomino contra la figura del Obispo Diocesano y añadía que "es envidia, es rencor, es provocación, es una pataleta de un chiquillo chico que no se sale con la suya porque la única forma que tiene de salirse con la suya es con los actos de autoridad y lo que está acostumbrado, y no es lo suyo". (ISLAPASIÓN).