La Hermandad de la Vera-Cruz reconoció la pasada semana en un acto en la capilla de la hermandad la labor realizada por hermanas y devotas durante el estado de alarma a través de la iniciativa "Puntadas solidaras".

Un grupo de mujeres que ha venido realizando durante los últimos meses cientos de mascarillas de forma semanal para las familias y colectivos más desfavorecidos que no tenían acceso a las pocas que se podían encontrar en el mercado.

El Hermano Mayor, Mariano Domínguez Morillo, quiso agradecer en sus palabras -y con un recuerdo- su participación en esta iniciativa solidaria que ha estado encauzada desde la Vocalía de Caridad de la citada corporación.

Un reconocimiento a la solidaridad en los momentos más difíciles y a unas personas que no dudaron en dedicar buena parte de su tiempo para que los más desfavorecidos pudieran tener este elemento de prevención ante un posible contagio por coronavirus. (ISLAPASIÓN).