Este mediodía conocíamos la triste noticia del fallecimiento de Isabel Reula Gómez a los 45 años de edad tras una lucha titánica desde su juventud ante una dolorosa y cruenta enfermedad.

Cofrade de la Hermandad del Perdón en la que su apellido es una seña de identidad, rociera de devoción y convicción y una eterna luchadora ante las adversidades de la vida con siempre una sonrisa y una frase de positividad.

Por ella se rezó, y mucho, en este último Rocío, y su nombre estuvo presente en las oraciones ante el Simpecado de San Fernando en los dos actos que este año se han podido celebrar en la Parroquia de la Sagrada Familia.

Aún con un desenlace que parecía difícil de poder modificarse muchas han sido las oraciones a la Santísima Virgen en sus advocaciones de Paz y Rocío por su mejoría.

DEP.