Desde ayer se puede contemplar a María Santísima de la Trinidad de la Archicofradía de Medinaceli presidiendo el altar mayor de la Iglesia Mayor Parroquial con motivo del Triduo con motivo de la festividad de la Santísima Trinidad. 

La Santísima Virgen porta rosario de las Madres Capuchinas negro que sostiene en sus manos desde hace unas semanas por las víctimas del coronavirus al igual que el crespón negro en el remate de la bandera de la hermandad y una gubia cogida por ángeles en recuerdo de Luis Álvarez Duarte -autor de la Virgen de la Trinidad- al ser los primeros cultos que preside la Virgen desde el fallecimiento de su autor al no celebrarse la pasada Cuaresma el Besamano con motivo del Domingo de Pasión. (ISLAPASIÓN).


Galerías: