Desde el pasado lunes la Santísima Virgen de la Salud, Titular de la Hermandad del Ecce-Homo, se encuentra ataviada de luto en el altar de diario en el que se encuentra a la veneración pública junto a Jesús del Ecce-Homo y San Juan Evangelista en la parroquia de la Divina Pastora.

Este cambio en su atavío se justifica por rendir sentido homenaje a las víctimas mortales -que superan los 27 mil en España- a causa del coronavirus. (ISLAPASIÓN).

Galerías: