Ayer reabrió al culto público la última de las parroquias que quedaba en San Fernando. Tras dos meses cerrada debido a la crisis sanitaria por el coronavirus ayer minutos antes de las siete de la tarde volvía a abrir sus puertas la Parroquia de la Inmaculada Concepción en el barrio de la Casería.

Y lo hacía como el resto estableciendo una nuevas normas para poder participar en las celebraciones. Bancos señalizados para saber que lugar se puede ocupar, hidrogel en la entrada que era ofrecido por cofrades de la Hermandad del Perdón que además ayudaban a los feligreses para conocer estas nuevas medidas y pudieran hacer más fácil la vuelta al culto público.

La ceremonia religiosa estuvo presidida por el Rvdo. P. José Luis Palacio Valverde, párroco de la Inmaculada Concpeción.

Las misas en esta parroquia, por el momento, se celebrarán los sábados a las 19.00 horas y los domingos a las 11.30 horas. (ISLAPASIÓN).

Galerías: