La Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco fue la primera que decidió cerrar al culto público el pasado viernes 13 de marzo ante un comunicado del Arzobispado Castrense mientras que los templos diocesanos lo harían -no todos- los días siguientes.

Tras estos 59 días cerrada para los feligreses hoy lunes 11 de mayo se han vuelto a abrir las puertas de la Castrense no sin antes tomar toda serie de medidas de seguridad para la salud de los participantes en las celebraciones eucarísticas.

Solo se puede entrar -salvo personas con movilidad reducida- por la puerta principal del templo -acceso por la calle Real- y antes de la entrada por la puerta interior se pasa por un lugar en el que se desinfecta tanto zapatos, manos -con solución hidroalcohólica- y se proporcionan guantes para aquellas personas que no los lleven. 

Igualmente ya dentro del templo se indican con cruces los lugares que pueden ocupar los feligreses y se señalan con carteles las opciones de salida del templo. Además antes de entrar en la parroquia se indica en un cartel el aforo máximo permitido algo que no se recoge en el resto de templos y que empieza a tener vigor hoy.

En el templo castrense se podrá participar de la misa los lunes, martes, jueves y viernes a las 11.30, 19.00 y 20.00 horas. Los miércoles, dada la gran afluencia que registra habitualmente, se oficiarán dos misas dedicadas a San Judas Tadeo para poder cumplir con las medidas de prevención y brindar al mayor número posible de fieles la posibilidad de participar de la eucaristía. Estas misas serán a las 10.00 y a las 11.30 horas. Por la tarde, como todos los días, se celebrarán misas a las 19.00 y a las 20.00 horas. 

Los sábados las misas serán a las 11.30, 19.00 y 20.30 horas. Y los domingos, a las 9.30, 11.00, 12.30, 19.00 y 20.30 horas. (ISLAPASIÓN).

Galerías: