La Junta de Gobierno de la Hermandad de los Desamparados de forma consensuada con el Director Espiritual de la corporación, y ante la crisis sanitaria en la que aún nos hayamos inmersos, ha decidido suspender los cultos y actos que deberían celebrarse durante el próximo mes de mayo, según un comunicado publicado en sus redes sociales.

En cuanto a cultos internos, no se celebrarán ni la Solemne Función ni el Besamano del Titular de la corporación, San José, del 1 de mayo, tampoco la Solemne Función del segundo domingo de mayo en honor y gloria de María Santísima de los Desamparados, con motivo de su onomástica. El rosario de la aurora por las calles de la feligresía con ka Titular dolorosa previsto para el 31 de mayo también queda cancelado.

Del mismo modo, sigue estando suspendida la celebración de la Eucaristía dominical en la Capilla, así como la apertura de la misma el resto de días de la semana.

Queda aplazada la devolución de túnicas prevista inicialmente para la semana del 27 de abril. La Junta de Gobierno informará por sus canales oficiales de comunicación las nuevas fechas, cuando sea posible hacerlo con seguridad y cumpliendo lo que dispongan las autoridades competentes. Por otro lado, la celebración del Día de la Madre en la Residencia de Mayores «San José» no tendrá lugar en el formato habitual.

Desde la Junta de Gobierno aprovechan para "solidarizarnos con nuestra Esclavitud hermana, que rinde culto a la Imagen de San José que se venera en la Iglesia Mayor de nuestra ciudad y que no podrá realizar su estación menor ante el Santísimo en nuestra sede canónica el próximo 1 de mayo" según anuncian en un comunicado. (ISLAPASIÓN).