Ayer, ocho de diciembre, antes de finalizar la Función a María Santísima del Buen Fin la hermandad del Martes Santo quiso hacer un reconocimiento especial a uno de sus hermanos más recientes en la nómina de la corporación, Antonio Sánchez Aguilera.

El hermano mayor de la cofradía, Rafael López Ponce, leyó un extracto de un acta de Junta de Gobierno por la cual se le concedía la insignia de oro de la hermandad por la constancia, dedicación y entrega desinteresada a la hermandad, según esgrimió el propio López Ponce antes de serle impuesta a los pies del altar efímero en el que se situaba la Virgen del Buen Fin.

Esta insignia de oro es el máximo reconocimiento que la Hermandad del Prendimiento puede realizar a uno de sus hermanos y que en este caso ha ido a parar a un empresario isleño y conocido cofrade de la Divina Pastora que en la actualidad ostenta también el cargo de presidente de la Asociación de Reyes Magos. (ISLAPASIÓN).