Según ha informado el Obispado de Cádiz y Ceuta mediante su página web en virtud "de la normativa sobre Prevención de Riesgos Laborales del personal laboral de la Vicaría Judicial y del Tribunal Eclesiástico, éste queda cerrado hasta nueva orden".

El mismo Obispado de Cádiz y Ceuta mantiene abiertos los templos al culto aunque algunos de ellos han cesado cualquier actividad de forma unilateral como ocurre con la Parroquia de San Marcos Evangelista en San Fernando y otras de la propia capital gaditana. (ISLAPASIÓN).