Los hermanos de Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos deberían comenzar ayer el Triduo de cuaresma a la Santísima Virgen.

Debido a la crisis sanitaria por el COVID-19 este Triduo fue suspendido hace dos semanas y por ello la celebración en la Iglesia Mayor no podrá llevarse a cabo.

Es por ello que desde la Junta de Gobierno de la Hermandad del Rosario se pide a los hermanos, fieles y devotos el rezo del Santo Rosario en estos días con las siguientes intenciones.

Primer día - Por todos los profesionales que están ayudándonos para evitar que se propague este virus.

Segundo día - Por todos los enfermos por coronavirus así como por todos los enfermos por causas ajenas a este contagio.

Tercer día - Por la resistencia a este contagio y salir de esta situación todos juntos. (ISLAPASIÓN).