El Vaticano ha movido ficha y la Semana Santa puede trasladarse de fecha. La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano ha emitido un comunicado dirigido a los obispos en los que señala directrices e indicaciones para realizar los actos y cultos de la Pasión del Señor después del verano tras la suspensión de estos por la crisis sanitaria mundial del coronavirus.

Así, señala a los prelados de cada diócesis que las procesiones podrán celebrarse entre el 14 y 15 de septiembre como señala este último párrafo del documento remitido: «Las expresiones de piedad popular y las procesiones que enriquecen los días de la Semana Santa y del Triduo Pascual, a juicio del Obispo diocesano podrán ser trasladadas a otros días convenientes, por ejemplo, el 14 y 15 de septiembre». (ISLAPASIÓN).