El regreso de la procesión de la Divina Pastora de Capuchinos a las vísperas del Santísimo ha supuesto en Jerez un aire nuevo y fresco en los momentos previos a una festividad, la del Corpus, que no vive sus mejores momentos en los últimos años.

Mucho público en todo el recorrido, desde la salida, para acompañar a la Divina Pastora y a un cortejo que cuida sus detalles. Perfecta puesta en escena y los andares de un paso que estuvo acompañado musicalmente por la Agrupación Musical San Juan de la propia localidad jerezana. (ISLAPASIÓN).

Galerías: