La parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco ha suprimido la celebración de la eucaristía hasta nueva orden y dispensa a los fieles de cumplir el precepto dominical. 

La decisión se ha adoptado a raíz del decreto que ha dictado el arzobispo castrense de España, Juan del Rio Martin, ante la epidemia causada por el Covid-19 y la propagación del coronavirus. 

Dicho decrecto establece "que para prevenir contagios se limite al máximo la actividad grupal en todos los ámbitos de nuestra Iglesia diocesana, siguiendo las recomendaciones e indicaciones propias de los Ministerios de Sanidad y Defensa, siendo necesario para ello suprimir la celebración abierta de la eucaristía en todas las parroquias y templos de nuestra jurisdicción". 

La parroquia castrense avisa a los fieles de que se podrá seguir la misa a través de radio, televisión e internet. (ISLAPASIÓN).