Tras el Vía-Crucis celebrado en la tarde de ayer, los hermanos de Medinaceli estaban emplazados hoy, primer viernes de marzo, en el tradicional Besapié a Jesús Cautivo y Rescatado.

Un acto que en este 2020 está marcado por dos hechos significativos. El primero de ellos el estreno de una túnica bordada de estilo otomano que se bendijo ayer a la finalización del tercer día del Quinario. Una túnica llamativa por su diseño que viene a dar un carácter extraordinario a este acto al igual que el resto de actos que viene celebrando la corporación del Lunes Santo con motivo del 75 aniversario devocional a Jesús de Medinaceli.

Además de esto, y del continuo transitar de fieles por las naves de la Iglesia Mayor, se suma la recomendación de la Archicofradía de Medinaceli para que los fieles que pasen junto a Jesús Cautivo no hagan el tradicional Besapié sino que se limiten a realizar una reverencia ante el Titular cristífero.

Esta recomendación viene a ser un acto preventivo por la supuesta propagación del Coronavirus atendiendo a las indicaciones del Ministerio de Sanidad y la Delegación de Sanidad de la propia Comunidad Autónoma así como de los colegios médicos profesionales.

Aún con estas indicaciones muchos han sido los fieles y devotos que haciendo caso omiso a esta recomendación de la hermandad han besado y tocado con las manos los pies de Jesús Cautivo en uno de los actos devocionales más arraigados en la Cuaresma isleña. (ISLAPASIÓN).

Galerías: