La Archicofradía de Medinaceli que viene celebrando en los últimos meses el 75 aniversario de la bendición de su Titular cristífero ha intentado dar a cada uno de los actos ordinarios de su calendario de cultos un aspecto extraordinario.

Ayer, primer jueves de marzo, también lo hizo así con el tradicional Vía-Crucis que preside Jesús Cautivo y Rescatado por las calles de San Fernando.

Para ello se modificó el horario del mismo adelantándolo de las once de la noche que era el horario habitual a las nueve, una vez finalizado el tercer día de Quinario. También se modificó el itinerario y se apostó en vez de recorrer las calles del barrio de la Iglesia Mayor parte de las calles del centro de la ciudad simulando en buena parte el mismo recorrido que siguió esta corporación cuando su Titular presidió el Vía-Crucis de las hermandades y cofradías.

Estos cambios -horario e itinerario- propició una mayor afluencia de hermanos dentro del cortejo y especialmente un mayor número de fieles y devotos en las aceras. Aunque el tiempo en algunos momentos no acompañó si es cierto que en todo momento se rezó con naturalidad y participación de los fieles las distintas estaciones hasta regresar de nuevo al primer templo de la ciudad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: