La pasada semana el Ayuntamiento de San Fernando daba a conocer la programación de Cuaresma en una rueda de prensa fantasma a la que no fueron convocados los medios de comunicación.

En la posterior comunicación enviada a los medios se podía ver la totalidad de los actos que las distintas hermandades, parroquias, asociaciones y bandas han remitido a la propia Delegación de Fiestas y que han sido editadas como recopilación de las mismas en una guía -aún sin ver en papel- en la que se ven alarmantes fallos de una publicación poco cuidada.

Lo importante, los actos que en esta guía se reflejan. Entre ellos destacan los Vía-Crucis, los conciertos, las mesas redondas y presentaciones de carteles varios que estas entidades irán realizando a lo largo de los días que restan hasta un nuevo Domingo de Ramos.

Dentro de estos actos solo uno corresponde su organización al Ayuntamiento de San Fernando, un acto repetido del pasado año: el concierto de la Banda de Música del Maestro Tejera en el mismo lugar que hace doce meses; la Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco. Además un concierto que se enclava en una jornada que habitualmente se marca en este templo por el rezo del rosario interior y el posterior traslado de los Titulares de la Hermandad de Cristo Rey a la Capilla de la Virgen de la Estrella en el Colegio de La Salle. Será el 27 de marzo a partir de las nueve de la noche.

Una aportación -la del Ayuntamiento de San Fernando- que es paupérrima y repetitiva de la que se puede ver el inexistente interés por parte del equipo de gobierno actual por la Semana Santa de nuestra ciudad dejando en su tejado este único acto en toda la Cuaresma.

Sin duda, por comparar con otras fiestas -que suponen una menor aportación en todos los ámbitos a la ciudad- es la Semana Santa -y la Cuaresma en particular- una tarea pendiente en el gobierno de Patricia Cavada que si aporta -y mucho- en otras como el Carnaval o Halloween.

Aún así desde el Miércoles de Ceniza al Sábado de Pasión las hermandades y colectivos que junto a ellas trabajan darán lo mejor de sí en estos actos poniendo un año más a la Cuaresma isleña en altas cotas con respecto a otras localidades. (ISLAPASIÓN).