Esta vez sí. Salvado el contratiempo del pasado fin de semana en el que la cuadrilla de hermanos cargadores del paso de misterio de la Hermandad de Columna no pudo ensayar debido a un fallo en el sistema de reproducción de las marchas, ayer finalmente se pudo completar un ensayo -el primero- con todas las condiciones favorables.

Y para ello los hermanos cargadores de Columna -también ensayó la cuadrilla del paso de palio- volvieron a demostrar que siguen firmes en su forma de interpretar la carga bajo los palos del Señor Atado y Flagelado.

Una forma singular de carga que caracteriza a esta cuadrilla y que cada año suma a nuevos aspirantes que quieren formar parte de la misma.

Un ensayo que sirve para medir las fuerzas y pulir algunos detalles técnicos de cara al ansiado Domingo de Ramos. (ISLAPASIÓN).

Galerías: