Desde hacía algo más de dos décadas la Banda de Música de la Hermandad del Nazareno no sonaba dentro de un templo en la capital hispalense, en aquella ocasión fue en el templo de la Anunciación sede canónica de la Hermandad del Valle.

Ayer los sones nazarenos volvían a Sevilla para deleitar con un concierto de marchas procesionales en la Parroquia de Omniun Sanctorum con motivo del Centenario de la fusión de la Hermandad Sacramental y de Ánimas de Omnium Sanctorum con la de la Reina de Todos los Santos.

Un concierto que llamó la atención de la Sevilla cofradiera que llenó el templo de la calle Feria para escuchar a los músicos isleños.

Un concierto que gustó mucho y que contó con un variado repertorio en el que se escucharon marchas clásicas -Pasa la Virgen Macarena- otras más actuales de corte más alegre -Triana de José Félix García- o de corte más seria como Mayor Dolor de Ángel López Carreño.

No faltaron sones isleños tampoco con la interpretación de Dolor en Su Soledad de Jesús Torrejón Muñoz dedicada a la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad de la Hermandad del Santo Entierro de nuestra ciudad.

Un concierto con muy buena acogida y que deja con ganas de escuchar mucho más de esta banda en la próxima Cuaresma. (ISLAPASIÓN).

Galerías: