La Hermandad de la Expiración de Cádiz continúa con los actos conmemorativos del 75 aniversario de la erección canónica de la corporación penitencial con sede en la parroquia de la Castrense.

En esta ocasión, el protagonismo ha sido para la Virgen de la Victoria, imagen cotitular de la hermandad, que desde hace varios años se encuentra acogida provisionalmente en la Iglesia de Santa Catalina en el barrio de la Viña.

La dolorosa ha presidido los actos de clausura de la referida efemérides que se ha venido desarrollando desde hace algunos meses con un intenso programa de actividades de toda índole.

En concretó en esta ocasión se ha llevado a cabo un besamano extraordinario durante las jornadas del sábado y domingo.

La Santísima Virgen ha estado expuesta en su paso de palio por el que han pasado los cofrades que han querido visitarla para expresar su devoción pública. (ISLAPASIÓN).

Galerías: