Ni el fuerte viento de levante que azota desde ayer a San Fernando ha podido parar la procesión del Bendito Niño de San José por las calles del centro de San Fernando en la jornada de hoy -festividad de la Sagrada Familia- que se ha desarrollado como acto de culto público con motivo del 150 aniversario de la proclamación de San José como Patrón de la Iglesia Universal.

Un cuidado -al milímetro- y extenso cortejo de hermanos y parroquianos ha acompañado desde las cinco de la tarde al Bendito Niño de San José en la procesión extraordinaria de gloria que se ha llevado a cabo hoy. 

Mucho público pese al viento y una gran afluencia de hermanos para esta jornada que siempre ha estado marcada dentro del calendario de los josefinos con la celebración de la festividad de la Sagrada Familia.

El Bendito Niño estaba entronizado en una parihuela de orfebrería de la Virgen del Carmen de Cádiz y bajo el templete de traslado de la Patrona sanluqueña, la Santísima Virgen de la Caridad. El Infante Divino lucía para la ocasión una antigua levita bordada en oro sobre terciopelo burdeos y se exponía sobre un antiguo cojín realizado en terciopelo burdeos y enriquecido con piezas de latón dorado y espejos. El trono estaba embellecido ricamente y fue portado por una cuadrilla de jóvenes hermanos de la Esclavitud con David Sánchez Rodríguez como capataz.

No faltaron, como es tradición ya en esta hermandad, los pétalos -en este caso en la calle Rosario- ni los hogares de hermanos bellamente exornados para la ocasión con reposteros alusivos al tiempo navideño.

La procesión salió a las cinco de la tarde para en algo más de una hora recorrer el itinerario previsto por las siguientes calles: Plaza de la Iglesia, Real, General Serrano, Las Cortes, 24 de septiembre de 1810, Rosario, Vicario, Cardenal Spinola, Murillo, La Herrán, Real y Plaza de la Iglesia.

No faltó a la cita tampoco el Pregonero de las Glorias designado hace unos días por el Consejo de hermandades, José María Belizón Reina, que leyó la última de las oraciones ante el Bendito Niño.

El acompañamiento musical estuvo a cargo del Coro "Saber Vivir" del Centro de Participación Activa para Mayores de nuestra Ciudad con un acertado y cuidado repertorio.

Tras la procesión los hermanos josefinos celebraron la eucaristía con motivo de la festividad de la Sagrada Familia con la que concluyen los actos litúrgicos de este 2019 a las puertas de un 2020 cargado de novedades con la conmemoración del 150 aniversario de la proclamación de San José como Patrón de la Iglesia Universal. (ISLAPASIÓN).

Galerías: