Tras dos días de intensa lluvia -jueves y viernes- ayer sábado por fin los isleños pudieron disfrutar del belén viviente que cada año montan de forma conjunta y con fines solidarios la Hermandad de Columna y la Orden Servita de nuestra ciudad.

Y es que aunque todo estaba previsto para que en las jornadas de jueves y viernes -en horario de mañana para colegios y en el de tarde para público en general- se pudiera disfrutar de este belén viviente la lluvia no dejó lugar a dudas y hasta la tarde del sábado no se pudo abrir.

Un belén viviente que este año toma una nueva ubicación -en el castillo de San Romualdo- y que desde ayer acoge a decenas de visitantes. Hoy domingo, y si el tiempo así lo permite, seguirá abierto en horario ininterrumpido desde las diez de la mañana a las diez de la noche. 

Una manera muy buena de contemplar esta escenificación del nacimiento del Niño Dios un año más y de colaborar con las acciones solidarias que posteriormente realizan las dos corporaciones. (ISLAPASIÓN).

Galerías: