Los días de camino terminaron en la tarde de ayer cuando desde el cancelín -junto a un nutrido grupo de rocieros isleños- los peregrinos de San Fernando divisaban la aldea del Rocío.

Han sido estos últimos días de muchas vivencias. Entre ellas el bautizo de los nuevos romeros que se iniciaban en estas lides rocieras. De mañanas de eucaristía junto a otras filiales como Arcos de la Frontera y de tertulia en la tarde y rosario por las noches. De duras pisadas por las arenas del Coto.

Pero, y como relata la sevillana "y al final de un duro caminar una ermita blanca, una Blanca Paloma, un mismo destino, rezarte Señora..." pues así, con las ganas por la cercanía de la Virgen del Rocío entraban los romeros de San Fernando que tuvieron momentos intensos al paso de la antigua casa de hermandad y con la llegada a la que será la casa de todos los rocieros de La Isla durante los próximos días.

Ya está La Isla en el Rocío y esta tarde como hermandad filial se presentarán ante la hermandad matriz en noveno lugar por su condición de hermandad número 104 tras algunas como Chiclana, Morón de la Frontera o la Castrense sevillana que dará comienzo a esta primera jornada de presentaciones en un viernes marcado por el calor en este rincón de la baja Andalucía. (ISLAPASIÓN).

Galerías: