En un lugar u otro, con unas bandas u otras. Da igual. La fórmula funciona y bastante bien. Y es que al empeño que le ponen los cofrades de Caridad para todo lo que organizan se le suma las ganas de escuchar marchas procesionales de los isleños. Y eso que el lugar escogido no acompañaba mucho -ni a la estética ni a vender nuestra ciudad a aquellos que vienen de fuera-.

Pero las elecciones mandan y la VIII edición del certamen solidario de la Hermandad de la Caridad que nos tenía acostumbrados a escuchar a las bandas en la Alameda Moreno de Guerra obligó a la hermandad del Martes Santo a trasladar el escenario junto a la Casa Lazaga -o lo que queda de ella-.

Y es que sin duda la fórmula es la correcta. Buen tiempo, buen ambiente, buenas bandas -las que sabes que van a ser éxito y las novedades que siempre aportan- y un domingo cofrade en el inicio del mes de noviembre.

Y todo esto trabajado, planeado desde hace meses, para ayudar a los más necesitados de Cáritas de la Parroquia de San Francisco. La fórmula la correcta y el resultado, el buscado. Y eso que cada año cuesta mucho más. Y no por la falta de bandas que se ofrecen a estar en el escenario sea donde sea, sino por la necesidad de patrocinadores y entidades que apoyen esta causa.

De lo vivido este mediodía y tarde en la calle Real muchas cosas buenas. Escuchar las cornetas de la Banda del Cristo de los Milagros de Sanlúcar, las agrupaciones de la Vera-Cruz de la Puebla de Cazalla como novedad y las ya conocidas de las Angustias de Chiclana, la Fuensanta de Morón o la Esperanza Fraternitas de Sevilla. Todas en un gran nivel que parecería más cercano a la Cuaresma que a pleno mes de noviembre. Y Lágrimas.

Y es que este certamen tiene siempre una guinda que nace en la Plaza de la Iglesia para traer una marea de gorras negras y fieles devotos de sus marchas hasta el escenario bajo el nombre de Lágrimas de Dolores. No faltan a la cita de este certamen y son los más esperados. Su repertorio siempre termina teniendo que añadir alguna marcha más y el público no se mueve hasta que suena "La esencia de un barrio".

Domingo de marchas solidarias en la calle Real. Domingo cofrade en La Isla dando lo mejor en marchas, en bandas, en ambiente, y lo peor en la imagen de nuestra ciudad con un edificio en ruinas. Ya lo dijo alguien: La Isla is different. (ISLAPASIÓN).

Galerías: