Con puntualidad británica, cuando el reloj marcaba las seis de la tarde, se abrían las puertas del templo dominico ante el fervor de las decenas de fieles que esperaban la salida procesional en el Compás de Santo Domingo. Allí comenzó un largo desfile encabezado por la banda de cornetas y tambores Nuestra Señora del Rosario de Cádiz, que como siempre causó una grata impresión entre los asistentes. Tras ella, desfiló un nutrido cortejo formado por decenas de hermanos que fueron representando a todas las cofradías de la ciudad. Mientras tanto, en el interior del templo, en el claustro del convento, se vivía uno de los momentos más emotivos de la jornada, protagonizado por la banda Maestro Dueñas de El Puerto.

El silencio fue sepulcral para escuchar por primera vez la nueva marcha ‘Junto a ti, Rosario’, compuesta por el joven Javier Sicre Márquez Álvarez-Beigbeder, bisnieto del maestro Germán Álvarez Beigbeder.

Minutos después salía del templo una brillante Virgen del Rosario, entre los aplausos de los vecinos del barrio. Incluso el cielo se alumbró por los fuegos artificiales lanzados para la ocasión y que incluso cogió desprevenido a quienes esperaban la procesión.

La Virgen del Rosario, acompañada por la banda de música portuense, comenzó así su recorrido por unas calles repletas de público, que aprovechó las temperaturas primaverales que se registraron en la ciudad para salir a acompañar a la Alcaldesa Perpetua. (ISLAPASIÓN).


Galerías: