La Virgen del Rosario volvió a procesionar con motivo de su festividad por las calles de Rota en un nuevo 7 de octubre en el que estuvo acompañada de multitud de devotos.

La Santísima Virgen se exponía vestida con la saya con bordados en seda y pedrería conocida como “de la Chata” (donada por las señoritas de Mora González en 1850, confeccionada por ellas, con tela procedente de un traje de corte de la Infanta Doña Isabel de Borbón, hermana del Rey Alfonso XII), fajín de Teniente General, manto de tisú de oro con bordados en oro, encaje de punto de aguja del siglo XIX, encaje de oro fino y toca de sobremanto bordada.

Entre los estrenos que se pudieron ver destacó la modificación de la parihuela del paso procesional y arreglo de las trabajaderas, la confección de nuevos faldones de terciopelo verde con broches bordados en oro, réplica de los anteriores realizados por las camareras de la Santísima Virgen, restauración de varas corporativas y antiguo broche isabelino de plata, brillantes y esmeralda donado por un hermano. Medalla de oro de la policía local, concedida el pasado 2 de octubre, Festividad del Santo Ángel Custodio.

Bajo las trabajaderas estuvieron dos cuadrillas de costaleros dirigidos por el capataz Pablo Barba Gallego, asistido por los contraguías, Germán Patino Martín Arroyo, José Manuel Rodríguez Pérez, Miguel Mateo Fidalgo, Jesús Chaves Martín Arroyo y Luis Miguel Quintana Sánchez Romero.

El paso de la Santísima Virgen se encontraba exornado con 700 nardos, rosas spray color champán, orquídeas, hypericum blanco y helecho mientras que el acompañamiento musical corrió a cargo de la Banda Maestro Enrique Galán, que sigue fiel a esta tradición de la que se tiene constancia que desde 1883 dicha formación acompaña a la Patrona.

Destacable el paso por la calle Rosario en la que una gran petalada cubrió el paso de la Santísima Virgen así como otra gran petalada en la calle Alcalde García Sánchez y una tercera en la calle Charco, donada por hermanos de la Hermandad.

En la calle Charco los grupos jóvenes de las distintas Hermandades y Cofradías instalaron un alfombra de sal,con 3000 kilos facilitados por el Ayuntamiento de Rota.

Este año como ocasión extraordinaria, una vez la Virgen abandonó el altar mayor instantes previos a su salida, se dirigió hacia la Capilla de Jesús Nazareno, donde se alcanzó unos momentos de oración ante las Sagradas Imágenes con motivo de la celebración del 375 aniversario fundacional, momento en el que sonó la marcha "Amarguras" dentro del templo parroquial por cumplirse este año su centenario, desde que el insigne compositor Manuel Font de Anta compusiera tan magnífica pieza, considerada para muchos el himno de la Semana Santa. (ISLAPASIÓN).

Galerías: