El Puerto de Santa María se volcó un año más con la Virgen de los Milagros y la Patrona sintió el calor y cariño de los portuenses a lo largo de todo su salida que este año contaba con diferentes novedades.

Es el caso del recorrido con pequeñas variaciones o del acompañamiento del Sagrado Corazón de Jesús, ya que se cumple el centenario de la consagración de España a esta imagen para invitar al Apostolado de la Oración. También el horario puesto que se decidió adelantar la salida de la Patrona para su encuentro con los fieles, que de nuevo la arroparon y mostraron el fervor que tiene El Puerto por esta imagen, que según cuenta la leyenda se le apareció al rey Alfonso X, y el nombre de la ciudad cambió con este acontecimiento, llamándola Santa María del Puerto. 

La Virgen lució para tal ocasión el terno de Teresa del Castillo regalado por el Ayuntamiento en acción de gracias en 1863 formado por la saya de tisú de plata bordada en oro y manto de terciopelo azul bordado en oro.

Una procesión llena de cambios ya que a los que han tenido lugar en la salida hay que sumarles todos los realizados por el Ayuntamiento con el objetivo de realzar y darle mayor protagonismo a esta fiesta, que empieza días antes con el desarrollo de la Velada de los Milagros, que se ha trasladado a la Avenida de la Bajamar con la intención de dinamizar el centro de la ciudad.

También hay que destacar el esfuerzo realizado por comerciantes, entidades y particulares y la decoración tanto de locales como de fachadas y calles para el paso de la Patrona. Un día que desde el Consistorio se quiere impulsar y dar un giro, tal y como ya ha demostrado este año. (ISLAPASIÓN).

Galerías: