La imagen de Santa Ana salió en la tarde de ayer en procesión por las calles del centro de Chiclana, un itinerario que se inició en la Iglesia Mayor y que concluyó en la ermita de la Santa como ya es tradición.

De esta forma, con esta popular salida procesional se puso el broche a los actos en torno a la festividad de Santa Ana, una imagen con gran devoción no sólo en Chiclana, sino también en otros puntos de la Bahía y que durante la última semana ha sido objeto de cultos en la Iglesia Mayor chiclanera.

Tras la recogida de la imagen en su ermita, las fiestas, que también tienen continuidad en la verbena celebrada en la barriada que lleva su nombre, concluyeron con los tradicionales fuegos artificiales. (ISLAPASIÓN).

Galerías: