Su experiencia de décadas como periodista en "Pueblo de Dios" en RTVE ha dado a Ricardo Olmedo un bagaje para conocer las distintas formas de acercarse a Dios que existen en buena parte del mundo.

Es por ello que ayer, con motivo de la Exaltación a la Eucaristía, ofreciera un amplio ramilletes de todas ellas. Ricardo utilizó un leitmotive de quizás uno de los cánticos eucarísticos más conocidos el "Cantemos al Amor de los Amores". Este inicio del cántico le sirvió como entradilla a cada una de las distintas crónicas breves con las que fue saltando de un lado a otro del mundo para ver y evidenciar como los cristianos se acercan al Santísimo Sacramento. Desde la India a Sierra Leona, desde México a lugares inhóspitos en los que parece que solo Dios ha llegado. 

En cada lugar un personaje, una circunstancia particular, pero en todos ellos Dios como nexo de unión entre lugares y momentos que casi no podrían tener mucha relación. Las guerras, el hambre, la pobreza o la enfermedad fueron salpicando cada una de estas escenas.

Para finalizar llevó todos estos cantos a La Isla para recrearse en los elementos que configuran -y configuraron- la procesión del Corpus Christi en la ciudad. 

El acto finalizó con la reserva del Santísimo -que estuvo expuesto durante la exaltación- y la procesión claustral en una jornada en la que el acompañamiento musical estuvo a cargo del Coro de la Hermandad de la Vera-Cruz.

La Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco acogió el último de los actos previos al Corpus que hoy tendrá su colofón con el traslado de la Patrona, la Santísima Virgen del Carmen a la Iglesia Mayor como el mejor de los preámbulos. (ISLAPASIÓN).

Galerías: