Esta mañana una representación de la Hermandad del Rocío de San Fernando ha participado de la Solemne misa Pontifical de Pentecostés que daba comienzo a las diez de la mañana y que ha oficiado el obispo de Huelva, Monseñor José Vilaplana.

Una misa preciosa, enmarcada en los Simpecados de todas las Hermandades filiales a la Matriz de Almonte, que continúa las celebraciones abiertas ayer con la misa del Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen del Rocío, y que culminaba con la apertura de la Puerta Santa, en este año jubilar rociero.

El tiempo ha vuelto a ser caluroso, y cada uno lo ha sobrellevado como ha podido, en esta apertura de la jornada grande en El Rocío de Pentecostés.

Tras la celebración eucarística el Simpecado de la Hermandad de San Fernando fue trasladado junto a los representantes de la hermandad hasta la casa de hermandad en la Plaza del Tamborilero.

El Rocío alcanza sus momentos de más intensidad, y ya espera el rezo del Santo Rosario y la salida de la Virgen. (ISLAPASIÓN).

Galerías: