El pasado sábado pasadas las ocho de la tarde salía en procesión de alabanza en Cádiz Nuestra Señora de los Desamparados desde la iglesia de San Antonio, desde donde lo viene haciendo desde que la iglesia Castrense está cerrada.

La Santísima Virgen estuvo acompañada por la banda de música de Gailín, que es ya un clásico en esta procesión.

Un cortejo que, como principal novedad presentó que en las cuatro horas de presencia en la calle recorrerá más calles que otros años. Así, pasó por la plaza de San Antonio para adentrarse en la calle Zaragoza donde la Virgen fue recibida por las Hermanas de la Cruz.

La procesión continuó por Cervantes, la calle Ceballos, Navas, Soledad y Benjumeda. Desde allí pasó por primera vez por la calle Gaspar del Pino para continuar por la calle San Miguel, Novena, Ancha. Desde Ancha el cortejo dobló por la calle San Pedro para desembocar en la calle San José y terminar la procesión de alabanza por la calle Ancha y plaza de San Antonio.

La Virgen regresará a la iglesia de Santa Catalina el miércoles en un traslado que se espera que dure apenas una hora, casi a las nueve de la noche, poniendo así fin a los actos en honor a Nuestra Señora de los Desamparados, cuya festividad se celebra en los primeros días del mes de mayo. (ISLAPASIÓN).

Galerías: