Casi cuatro horas duró ayer la asamblea informativa convocada por la Junta Rectora de la asociación de Jóvenes Cargadores Cofrades (JCC) de balance de la pasada Semana Santa.

Una asamblea que contó con una presencia masiva de socios y que, aunque también se analizaron temas y datos de toda la Semana Santa se focalizó, en una gran parte de la misma, sobre la pérdida de una nueva hermandad, en este caso la del Ecce-Homo a pocos días de finalizar una nueva Semana Santa.

La asamblea -en la que los socios intervinieron libremente para expresar sus apreciaciones- sirvió para hacer balance no solo de la Semana Santa sino también de la historia de la JCC durante las más de cuatro décadas de servicio a las cofradías isleñas.

Un balance en el que se hizo autocrítica por parte de la Junta Rectora y de los propios socios buscando soluciones de futuro para mejorar la relación con las hermandades para evitar situaciones como la vivida con la hermandad pastoreña del Lunes Santo así como hacer la asociación más atractiva para los jóvenes e involucrar también a los socios más antiguos.

En la asamblea el presidente de la JCC, Juan Pedro García López, puso en primera instancia su cargo a disposición de la propia asamblea algo que se rechazó, pidiéndose que se continuara trabajando con el mismo equipo que hasta ahora pero con los matices reseñados anteriormente. Igualmente por parte de la presidencia de la asociación se incidió que la misma estaría abierta a cualquier programa, idea o iniciativa que pudieran ser aportadas por los socios en beneficio de la misma.

También se pidió -por parte de los socios y de la Junta Rectora- que esta asamblea sirviera como punto de inflexión en la unión entre sus miembros para que este momento pudiera conllevar una variación en el devenir de la asociación por el bien de la misma y de las hermandades a las que prestan servicio cada año. (ISLAPASIÓN).