El 24 de mayo es la fecha señalada en rojo para los salesianos y así lo es también para los isleños que se asocian en la agrupación parroquial que da culto a la Santísima Virgen en esta advocación que en este día la sacan en procesión.

En una tarde en la que acompañó la climatología el cortejo comenzó a recorrer las calles del centro a las siete de la tarde momento en el que se abrían las puertas de la Parroquia de San Francisco para que el cortejo que acompañaba a María Auxiliadora discurriera por las primeras calles del itinerario previsto.

Con los sones de la Banda de Música de la ACM San José Artesano salía a la calle el paso portado por una cuadrilla de cargadores propia y en el que se podía ver a María Auxiliadora como centro de todas las miradas. La cuadrillas estuvo encabezada por Luís Sánchez González y Antonio Tocino Gómez como capataces.

La Santísima Virgen se pudo ver este año entronizada en el paso que lo fuera de San José y que de propiedad parroquial fue utilizado en el Corpus de San Francisco. 

El cortejo discurrió por su habitual itinerario, en las proximidades de la Vaticana y Castrense antes de encaminarse hacia la Alameda Moreno de Guerra, punto neurálgico de esta procesión.

Y es que sin duda el paso por la asociación de antiguos alumnos salesianos en la Alameda es el momento más esperado en el que antes de la recogida las marchas, rezos y cánticos a María Auxiliadora se van engarzando.

En la recogida algo menos público que en el resto de la procesión en la que un nuevo año María Auxiliadora procesionó por las calles de La Isla. (ISLAPASIÓN).

Galerías: