Una cuadrilla de los Jóvenes Cargadores Cofrades (JCC) trasladó en la noche de ayer el paso de misterio de la Hermandad de la Caridad desde el almacén de esta corporación hasta la Vaticana y Castrense de San Francisco.

En el traslado se pudo admirar las dos nuevas capillas en plata que se estrenarán el próximo Martes Santo y que completan esta parte del lateral derecho del paso igualándose el trabajo realizado en el lateral contrario el año pasado.

La Santísima Virgen y el Cristo de la Salvación fueron entronizados ayer por la noche tras las oportunas labores de la mayordomía de la hermandad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: