La cuadrilla de hermanos cargadores de la Hermandad del Nazareno realizó en la tarde de ayer el traslado desde la casa de hermandad hasta la Iglesia Mayor del paso de palio de la Virgen de los Dolores.

El palio se trasladó sin los varales y con una protección para que la posibilidad de lluvia no pudiera afectar en ningún caso a las bambalinas y techo de este paso de palio.

Fue el primero de los que se sucederían durante toda la tarde -la que siempre se llamó jornada de lunes de traslados- en los distintos templos en una jornada marcada por la intermitente lluvia que dificultó algunos de estos como el de la Orden Servita previsto para la tarde de hoy. (ISLAPASIÓN).

Galerías: