El montaje de la Carrera Oficial ya es una realidad, con los operarios y la maquinaria funcionando durante todo el día para avanzar en la instalación de los palcos que de nuevo ocuparán el tramo de la calle Real comprendido desde la Iglesia Mayor hasta la esquina de esta vía con Isaac Peral.

A pesar de la lluvia intermitente, la actuación se desarrolló por la mañana y en las primeras horas de la tarde, cumpliendo así la primera jornada de trabajo que marcaba el pliego de condiciones de este contrato. De hecho, tal y como este recogía el viernes pasado se había procedido al traslado de las estructuras para la Carrera Oficial desde las instalaciones de Vías y Obras, que custodia estos elementos de un año para otro.

Ya durante la semana pasada se iniciaron también las labores de decoración de la calle Real, con la colocación de balconeras en algunos edificios. Hay que recordar que en los últimos años se ha aumentado el número de estos adornos de damasco granate con el escudo de la ciudad, para engalanar calles del centro como Rosario, González Hontoria o García de la Herrán, entre otras. A eso se suman las fundas de vallas para enlucir lo máximo posible los recorridos procesionales.

Este año, además, el gobierno municipal ha previsto la iluminación del primer cuerpo de la fachada del Ayuntamiento, todavía en obras; y el cubrimiento de la valla con una tela, que siga la línea de los adornos habituales, para reducir al máximo el impacto visual en una zona transitada por las hermandades y por numerosas personas en la Semana cofrade isleña.

Galerías: