Los hermanos cargadores de la Hermandad del Nazareno han finalizado hoy sus ensayos de cara a la salida procesional de la próxima madrugada del Viernes Santo.

Antes de meterse bajo los palos han entregado tanto a San Vicente de Paúl como al comedor El Pan Nuestro los beneficios de la última edición del certamen de marchas procesionales organizado por este grupo de cargadores.  

A la entrega del donativo también acudió el Hermano Mayor del Nazareno, Miguel Ángel Cruceira, y varios miembros de la actual Junta de Gobierno. 

Además del traslado de los pasos la próxima cita de esta cuadrilla será para portar el próximo Viernes de Dolores a Nuestro Padre Jesús Nazareno en su tradicional Vía-Crucis. (ISLAPASIÓN).

Galerías: