En la noche de ayer, viernes 29 de marzo, y desafiando al viento de Levante que azotaba la ciudad, los parroquianos de la de San Marcos Evangelista realizaron el rezo de las estaciones del Vía-Crucis por las calles de la feligresía.

Lo realizaron con una imagen de crucificado -de escasa valía artística-, el Santísimo Cristo de San Marcos, que fue portado por miembros de la comunidad parroquial por las calles San Bruno, Lope de Vega, Velarde, Mariana de Arteaga, Almirante Francisco Moreno, Malaspina, Manuel de Falla, San Onofre, Olivarillo y San Bruno antes de volver a entrar en el templo. (ISLAPASIÓN).

Galerías: