Emotivo y cercano. Así ha sido este año el acto del cargador distinguido que organiza la Hermandad de la Resurrección para reconocer la trayectoria bajo los palos de algún miembro de las distintas cuadrillas de nuestra ciudad.

En este 2019 el reconocimiento ha ido a parar al cargador de la Virgen de las Lágrimas y cofrade de Expiración y Columna, Rafael Carlos Castro Menacho.

Un acto en el que no ha faltado -como en años anteriores- el recuerdo a los cargadores fallecidos en el último año así como el cante de la saeta que este año ha estado a cargo de Antonio Gómez Rubio y el acompañamiento musical de un grupo de músicos de la Banda Sinfónica de San Fernando que ha interpretado distintas marchas entre cada una de las partes del citado acto.

Pero los asistentes que estaban en el Castillo de San Romualdo esperaban el reconocimiento a este cargador que es portavoz de cabeza del palio de la Virgen de las Lágrimas y que tiene, en el mundo de la carga, a un gran número de amigos.

Para hablar de su trayectoria el propio homenajeado eligió a un cofrade de Columna, el ex Hermano Mayor de esta corporación, José Antonio García Fierro, quien hizo un extenso perfil sobre la vida del galardonado, especialmente en materia cofrade.

El Hermano Mayor de la Hermandad de la Resurrección, José Antonio Faiña, entregó la distinción a un emocionado Rafael Castro que en sus palabras quiso agradecer a tantos compañeros que durante este tiempo han estado junto a él en los distintos pasos. 

El acto contó -esta vez si- con la presencia de la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, que concluyó con su intervención este mediodía de reconocimiento a un cargador en activo, Rafael Carlos Castro Menacho. (ISLAPASIÓN).

Galerías: