El pasado sábado día 9 de marzo los hermanos de la Expiración estaban citados en cabildo extraordinario que con carácter informativo sirvió para dar a conocer la intervención y restauración que se le va a realizar al manto de salida de la Santísima Virgen de la Esperanza. 

Dicho trabajo va a estar a cargo de la empresa de Conservación y Restauración de tejidos CYRTA, la cual explicó detalladamente a los asistentes todo lo relativo a la restauración.

El proyecto tiene una ejecución prevista de dos años, teniendo una primera fase de estudio, cata de piezas bordadas y primera intervención de bordados más deteriorados, que se realizarán una vez pasada esta Semana Santa, estando prevista la finalización del proyecto para la Semana Santa del año 2021 con la ejecución de la segunda fase.

La primera fase -que se llevará a cabo tras la Semana Santa de 2019-  y de carácter más urgente -teniendo en cuenta el estado de algunos de los elementos constitutivos- conllevaría una microaspiración sobre la totalidad del manto con el fin de retirar los restos de polvo y partículas de suciedad que se encuentran repartidas sobre la superficie tanto del terciopelo como de los bordados. Igualmente se realizará la retirada de los depósitos de cera que se encuentren repartidos sobre la superficie del terciopelo así como de los distintos bordados. 

En esta primera fase se llevará a cabo también los tratamientos sobre el terciopelo atendiendo a las diversas manchas así como chafados del pelo que presenta el soporte, se tratarán con el fin de devolver, en la medida de lo posible, la apariencia original del soporte. 

En el apartado de limpieza también se hará con la ornamentación bordada antigua (1881). Ésta limpieza se centrará únicamente sobre los bordados antiguos que constituyen la cenefa perimetral y la cola del manto. Para ello se realizarán las catas pertinentes con el fin de seleccionar el disolvente más adecuado que remueva la suciedad pero no altere la estabilidad de los hilos metálicos. 

Y por último un proceso de consolidación. Al igual que el anterior, éste tratamiento se centrará sobre aquellas zonas de la ornamentación bordada antigua (1881) que presenten desgarros y pérdidas puntuales de material así como elementos susceptibles a desgarrarse y perderse por completo. Dicha consolidación se realizará mediante costura manual, realizando en éste caso los pertinentes puntos de restauración. Y un proceso de  encapsulado con el que se protegerán las superficies de los referidos bordados que se encuentren más dañados. Para ello será necesario colocar sobre sus superficies un tejido reticular, debidamente teñido de manera que, al mismo tiempo que proteja la pieza, permita la correcta visión de ésta. De ésta forma se protegerán aquellas zonas más susceptibles de sufrir roces y enganches, evitándose que se sigan perdiendo hilos, canutillos, lentejuelas, etc.

Esta primera parte se acometerá tras la Semana Santa de 2019, dejando para después de la Semana Santa de 2020 el grueso restante de la intervención que consistiría en añadir a los tratamientos anteriormente citados la reintegración volumétrica de los elementos perdidos, es decir, la reposición de los hilos de oro, canutillos, lentejuelas y huevecillos que actualmente se han perdido. Para ello se emplearán los materiales más adecuados, de naturaleza y morfología similar a los originales, buscando su adecuada integración en el conjunto.

En esta segunda fase habría que añadir, además de los tratamientos de las dos anteriores la limpieza y consolidación de la ornamentación bordada que abarca el campo central del manto y que data del periodo que va desde 1956 a 1959.

Desde la Hermandad de la Expiración se anima a que los hermanos se hagan partícipes de este ilusionante proyecto con la colaboración y aportación económica que se puede realizar contactando con la hermandad mediante el correo electrónico hermandadexpiracion@hotmail.com o vía WhatsApp al número 677309922. (ISLAPASIÓN).