La Iglesia Mayor acogió el pasado sábado el acto que anualmente la Archicofradía de Medinaceli celebra con motivo de la festividad de la Candelaria: la presentación de los niños bautizados en el último año ante la Virgen de la Trinidad.

El acto litúrgico ha estado presidido por el administrador parroquial de la Iglesia Mayor, el Rvdo. P. Luis P. González Rodríguez, quien describió el motivo por el que se realiza esta celebración y como los padres, padrinos y abuelos deben guiar a los recién bautizados en la fe.

Tras la bendición e imposición de pequeños escapularios los niños bautizados pasaron -como novedad con respecto a años anteriores- bajo el manto de la Virgen de la Trinidad que estaba dispuesta en un pequeño altar efímero a escasos metros del altar de diario. (ISLAPASIÓN).

Galerías: