La Hermandad Sacramental del Prendimiento, como en años anteriores, celebró en la jornada de ayer, 2 de febrero, la festividad de la Candelaria con la presentación de los niños bautizados en el último año ante la Virgen del Buen Fin que presidía el centro de la Iglesia de San José Artesano.

Tras la lectura del Evangelio cada uno de los niños fue pasando por delante de la Santísima Virgen a quien se les ofrecieron para la intercesión en su vida.

La Hermandad del Prendimiento regaló un detalle con una fotografía de la Santísima Virgen en recuerdo de este acto. (ISLAPASIÓN).

Galerías: