Los cofrades de Columna y Servitas no paran en sus actividades. Si primero fue el Belén viviente solidario y después una chocolatada de varios días en la noche de ayer organizaron un roscón solidario con el que ayudar, al igual que otras actividades, a Cáritas de la Iglesia Mayor Parroquial.

Pero no consistía solamente en vender un rico roscón acompañado de un delicioso chocolate sino que con la compra de estos productos también se podía ganar uno de los 700 regalos que distintas firmas y comercios habían suministrado en colaboración con esta iniciativa. 

La previa de los Reyes y el paso de la cabalgata del Heraldo -estaban situados junto al edificio de Telefónica en la calle Real- consiguieron que muchos isleños participaran de esta nueva actividad solidaria de Columna y Servitas. (ISLAPASIÓN).